pensador independiente

viernes, septiembre 19, 2008

La reencarnación

Entender que es la reencarnacion sin prejuicios religiosos, sería un gran logro para la evolución espiritual de cristianos y catolicos en occidente.

La mayoria de las grandes religiones asumen el concepto de reencarnació como un hecho, estoy hablando del: Budismo, Taoismo, Induismo, Confusionismo, y sus grandes avatares: Krishna, Sidarta Gautama (mejor conocido como Buda), Confusio. Y otros como: Zoroastro, Hermes, Quetzalcoalth. Tambien grandes culturas en la historia humana tales como: Griegos, Egipcios, Romanos, Incas, Aztecas, entre otros. Los primeros cristianos comprendieron la reencarnación atravez del Cristianismo Gnostico, un importante tema espiritual.

Para los cristianos de hoy dia este tema lo consideran tabu, ellos creen que la reencarnación automaticamente niega la misión salvadora de Jesucristo y para ello utilizan pasajes biblicos para contradecir de plano la reencarnación, nada mas alejado de la verdad. Sus teólogos y reformadores han manipulado este importante tema con claros propósitos de dominio a travez del temor, la confusion y del poder.

Lo importante es conocer la verdad, no se trata de creer o no creer. Esto no pertenece a la razón a la mente concreta. Aunque definitivamente tampoco se trata de convencer al que no quiere salir del dogmatismo religioso, pues lejos llevar luz y claridad, terminaria confundido. Comprendamos cuando Jesús dijo que no se podía hechar vino nuevo en odres viejos.

Sin embargo, en las Sagradas Escrituras Biblicas encontramos señales tan evidentes sobre este tema que habrá que escudirñar con sabiduría.

Cuando Dios creó al hombre lo hizo a su propia imagen y semejanza, cuando recibe el castigo divino por haber pecado Dios dice a Adan “polvo eres y en polvo te convertirás”, pero tambien hay otro pasaje cuando Jesucristo revela la naturaleza del hombre y dice “todo lo que es nacido de carne, carne es, mas lo que es nacido de espíritu espíritu es”. Tambien dice que el cuerpo físico volvera a la tierra del cual vino, mas el espiritu vuelve a Dios a donde pertenece. Pero en Salmos 82 (81) versiculos 6 y 7 dice “ Yo dije que ustedes son dioses; que todos son hijos del Altísimo. Sin embargo, morirán como todo hombre, ¡caerán como cualquier tirano!

Si nos disponemos a reflexionar con un corazón abierto y sincero todos estos textos bíblicos, escudriñándolos verdaderamente, entonces la verdad nos sera revelada. Nos despojaremos de los velos que atravez del tiempo algunos líderes religios han manipulado a su favor. Pero llegó el momento de ser guidos por el Espíritu de la Verdad.

Es claro que la identidad del ser humano es dual: el hombre material y el hombre espiritual; por lo que es los mismo decir el hombre cumún y el hombre divino, el hombre caído con su personalidad y una mente concreta con todas sus limitaciones, es éste el que muere por ser efímero pero que también es el que vive la experiencia material, el que sufre, padece dolores, envejece y sucumbe a la tumba. Pero tambien és el que experimenta la transformación gradual tan necesaria. Los cuatro aspectos de la naturaleza caída son: cuerpo físico, cuerpo emocional, cuerpo vital y mente inferior.

He aquí la grán confusión para el dogmático, pues confunde su identidad con este aspecto, y cree: ser fulano de tal, con tal oficio o profesion, con tal nacionalidad y género, y de tal estatus social y económico, quien vive bajo las leyes que le rigen dentro de un tiempo y un espacio específico. Esto es relativamente cierto, mas no es la verdad absoluta.

El otro aspecto: el divino, espiritual y eterno es el que jamás muere, por lo tanto és el que encarna multiples existencias carnales hasta que encuentra la comunión con su escencia divina y cuando decide iluminarse, és cuando acaban los sufrimientos y los dolores. Los tres aspectos de este cuerpo de luz son: mente superior, alma y espíritu, quienes acompañan la procesión del viaje amterial al verdadero hombre. Los santos que hoy dïa reconocen las grandes religiones, han alcanzado este nivel. La parábola del hijo pródigo describe magistralmente este hecho. Mi hijo que estaba perdido, ha vuelto a a su hogar.

Esta iluminación implica trabajar desde la materia para elevar gradualmente la conciencia hasta lograr cortar con el ciclo del sufrimiento de vivir y morir. Entonces retornamos a nuestro verdadero hogar celestial, revestidos con los trajes de satidad a la presencia de nuestro Amado Padre Eterno. Así pues, logramos la petición que tantan vece repetimos en la oración del Padre Nuestro en la frase que dice “ven a nosotros tu reino.”

Dios en su infinita misericordia ha dispuesto que todo hombre se libere, se salve, y para esto dispuso el caminio en donde todo hombre buscador de la verdad encuentre el sendero que nos regrese al lugar del cual partimos y lo caminemos con diligencia. Jesús el Cristo habita en los corazones de todo hombre, Jesucristo nos ha dejado al Espíritu Santo para que El nos revele la Verdad.

Hoy llegó la hora de conocer la verdad y la verdad nos hará libres. Asi, pues el viaje es interno, nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo y nuestro corazón es el tabernáculo en donde debemos asomarnos constantemente para santificar nuestra vida.

Estamos dispuestos a escudirñar las escrituras bajo la conducción del Espíritu Santo y en ella fortaleceremos nuestra fé, mas en nuestros corazones está escrita la Verdad de Dios. Ya no seremos ciegos guiádos por otros ciegos, ahora seremos guiados con la luz divina y pura que por mucho tiempo se veló al entendimiento de los soberbios para ser entregados a toda criatura con deseos sinceros de salvación. Esta es la verdadera Religión.

medranoartista@gmail.com

info@claudiomedrano.com

www.claudiomedrano.com

http://claudiomedrano.artelista.com

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home