pensador independiente

domingo, abril 01, 2012

REFEXIONES SOBRE LA TRISTE REALIDAD DE LA VIDA ACTUAL

La naturaleza original del ser humano es ir en favor de la vida, el sistema de ordenamiento jurídico, civil, financiero, social, político y religioso debería conducirse paralelamente bajo el impulso de la vida y la manifestación que de ella se deriva. Así debe ser y, todo lo que se opone a favor de la vida y sus derechos, debe ser rechazado de plano. Hoy día es urgente tomar conciencia que todo sistema debe proceder en favor de la vida y su bienestar. Sin embargo el mundo fue tomado por entidades corporativas y su fin es enriquecerse a toda costa, estructurados por un plan de acción que se perpetúa cada día, ya tiene casi 100 años de funcionar en el mundo. Nace con la revolución industrial y la sobre producción de productos en pro del capitalismos salvaje. No de la vida y su bienestar.

Las Corporaciones esclavizan a las personas, violentan los derechos humanos, contaminan en medio ambiente y destruyen, deterioran, manipulan, explotan en forma indiscriminada tanto los recursos humanos como los recursos del planeta. La esclavitud moderna es una vergüenza a esta altura de nuestra civilización, adoramos el doble discurso y no somos éticos ni responsables. Hemos perdido la conexión con nuestro espíritu y arrastramos un salvajismo y barbarismo bestial actualmente en nuestra doble moral. Es triste reconocerlo, pero es un hecho palpable. Y todo esto, validado por los líderes religiosos que dirigen las grandes institución espirituales, llámese como se llame.

Las generaciones actuales sufrimos y las futuras generaciones sufrirán aún más los abusos de empresas transnacionales que dominan la economía, la política y la vida de todos los que habitamos en el mundo.

Es muy fácil perder la perspectiva e ir en contra de la bases de este ordenamiento impuestos por una minoría de seres humanos, y cuando se pierde la perspectiva del propósito de la existencia de los hombres y mujeres que vivimos en colectividad, caímos en el error y el precio puede ser la destrucción total de la vida en consecución de las metas psicópata de unos cuantos.

Todo orden debe tener un equilibrio, y cuando dicho equilibrio se rompe, aparecen los vicios y la degeneración y la corrupción empieza a extenderse como una enfermedad de la sociedad generalizada y degenerada.

Verdaderamente existimos en este planeta de manera natural, la naturaleza posee sus propios principios y reglas, la sabiduría que rige el orden natural, debe imitarlo la sociedad y sus sistemas, y no solo imitarlo, sino colaborar y moverse bajo los principios y leyes de la madre naturaleza. Todos los seres que existimos en este planeta, nacemos en iguales condiciones y derechos. Pero nos enfrentamos a la vida y nos encontramos con que la tierra tiene dueño, propietario, el agua que utilizamos tiene un precio, el aire que respiramos es lo único que no nos cobran directamente, pero lo contaminan discriminadamente, algunos piensan tener el derecho de deforestar árboles que generan oxígeno.

El fuego, narra la mitología griega, fue un regalo otorgado por Prometeo, quien lo robó a los dioses del olimpo para dárselo a los humanos, pero fue cruelmente castigado por este atrevimiento. Así pues, los cuatro elementos, esenciales para la vida, ya hay quienes lo manipulan y hacen negocio con ellos, siendo un bien natural y un patrimonio de la humanidad.

Los hombres nacemos con deuda pública, bebido a la mala administración de algunos seres inconscientes, generalmente los que buscan:

Poder

Dominio

Control

El ego, la vanidad, la fama, y los vicios que envenenan el corazón del hombre, son la causa de que suceda esto.

Un ser pleno, libre, limpio, sano, optimista, solidario, honorable, justo, equilibrado, bondadoso, respetuoso, sabio, y cortes, entre otras virtudes. Jamás se dejará dominar por el apego de poder, dominio y control.

Los artistas gozamos del privilegio de conectarnos con las virtudes que yacen naturalmente en el corazón de los seres de luz. Hablo de artistas como gremio, pero quien sabe vivir la vida bajo el control de estas virtudes in natas, llega a hacer de su vida una obra de arte.

Los creadores, artistas, inventores, investigadores, científicos somos gestores del desarrollo humano en todos los campos de la historia de la civilización. La humanidad evoluciona, se desarrolla y escribe su historia gracias a la infinita posibilidad de generar ideas creativas que proporcionan bienestar y confort. El ambiente requerido para que se geste la creatividad no tiene parámetros, pueden ser condiciones favorables o desfavorables. No tiene medida, puede ser grande o pequeñas cosas que luego trascienden en campos inimaginables. No tiene límites porque puede rebasar el tiempo y el espacio. No puede ser definido ni estructurado, cualquier persona puede activarse desde su campo.

De tal manera que no debe ser sometido a medida, control, límites ni regímenes que pretendan influir en la creatividad del artista, inventor, creador o científico.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home